El mundo de la Inteligencia Artificial sigue creciendo a nivel internacional. Aplicaciones en todos los mercados y sectores, muestran la tangibilidad de esta tecnología que cada vez tiene más adeptos. El pasado 8 de mayo tuvimos la oportunidad de conocer más detalles sobre esta internacionalización de la IA en la Global Robot Expo 19. Tras el saludo de Luis González, Head of Robotics de Deloitte, con algunas palabras de bienvenida al congreso dedicado a la inteligencia artificial y contarnos algunos de los puntos más destacados de este mundo, así como las posibilidades de esta tecnología y el lugar en el que nos encontramos actualmente. Y tras esto, comenzaron las charlas.

El encargado de abrir el encuentro fue Christian Karrasch, CIMON Project Lead. A través de su ponencia “First astronaut assistant with artificial intelligence in spacedescubrimos que la realidad puede superar a la ficción en lo que a la tecnología se refiere. Su intervención se centró en CIMON, un asistente creado para atender a los astronautas de la Internacional Space Station. Para que pudiéramos comprender más detalles , Karrasch nos presenta a su “pequeño” mostrando vídeos y ejemplos de cómo el asistente era capaz de interactuar proactivamente y sin problemas con la tripulación de la nave. Un proyecto en el que han participado más de 50 personas.

Cambiando radicalmente de tema, Irakli Beridze, head del centro para IA y robótica de las Naciones Unidas, se encargo de perfilar la necesidad de no olvidar el lado humano y lo que podríamos llamar el RSC del mundo de la Inteligencia Artificial. En su ponencia, Beridze nos habló de lo que está por venir, la inestabilidad del futuro y la necesidad de pensar tanto en los riesgos como en los beneficios de las nuevas tecnologías. Y es que no necesitamos irnos muy lejos para saber cuánta razón tiene.

Piénsalo, hace 10 años… ¿qué clase de dispositivo móvil tenías? ¿Y ahora? Este es uno de los ejemplos con el que nos ha mostrado como ha cambiado el mundo en tan poco tiempo.Una realidad que se extiende a otros contexto, tal y como comentó Macarena Estévez, Partner de Deloitte, al afirmar que con el avance de la tecnología nos estamos acostumbrando a pensar menos. “En unos meses no tendremos ni que acordarnos de la lista de la compra, nuestra nevera lo hará por nosotros” comentaba.

Pero vamos más allá, guerras como la de Iraq en 2003 aun desconocían la tecnología, hoy día hay más de un millón de robots militares combatiendo en este frente. Al mismo tiempo, Beridze comentó que hasta el 2025, se estima que la inversión en estas nuevas tecnologías irá desde los 50 billones a los 1 trillones a nivel global. Después nos contó la evolución que sufrirían todos los sectores en todos los países. Por ejemplo, si la IA se instalara en la educación, podríamos conseguir un mentor virtual para aquellos destinados a salvaguardar el mañana. Analizar a cada estudiante y proporcionarle un plan personalizado para su mayor rendimiento, donde alumno y materia irían a la par, ¿no te parece interesante? Y como en la educación, podríamos ver estos cambios en otros sectores como la salud, la paz o incluso el hambre.

Pero, por otro lado, igual que hay avances positivos, los hay negativos. Y es que los riesgos siempre estarán ahí, como, por ejemplo, la creación de armas automáticas diminutas (por medio de drones) en su caso mas extremo. O la creación de rostros idénticos a los de personalidades importantes para dar información errónea a los ciudadanos, pudiendo crear un auténtico caos.

Sin embargo, todas estas realidades parecen estar alejadas de nuestro día a día. Para bajar con detalle las aplicaciones que a día de hoy tiene la inteligencia artificial, Macarena Estévez, Partner de Deloitte, habló largo y tendido durante su intervención “ Soluciones inteligentes en el mundo de la empresa”. Algunas de las medidas que nos mostró en su exposición fueron las siguientes:

  • CRM de persona a máquina: y es que si por algo se caracteriza el avance de la tecnología, es por la eficacia. Gracias a esta solución, se puede caracterizar al cliente por variables de probabilidad. De este modo, podemos conocer con mayor exactitud qué productos desea el cliente (o puede desear) con una mayor precisión y de forma rápida. Con un algoritmo, ganamos tanto velocidad como efectividad.
  • Todos conocemos el pricing o precio variable, y como expuso Estévez, las cosas no siempre valen lo mismo en un momento o en otro. Así que, con un algoritmo, podemos predecir el momento de mayor consumo o concurrencia y decidir los precios en relación con ello.

Estas son algunas de las soluciones que nos propuso Estévez, al tiempo que indicaba que existen dos tipos de perfiles en este sector, y esos son los analistas thinkers y los analistas artificiales. La diferencia entre ambos radica en que los thinker son aquellos que analizan entendiendo el qué y el cómo, mientras que los artificiales confían en las máquinas y no necesitan entender, y el futuro tiende hacia este tipo.

Y en el auge constante de los entornos cibernéticos y virtuales, lo más importante para las empresas son los datos, ya que gracias a ellos, pueden conseguir ventajas. Pero para poder hacer un uso eficiente de los mismos, es muy importante protegerlos, pues es lo más valioso e importante. A día de hoy, la información es poder y el dato tenemos que protegerlo ante todo, tal y como comentó Floren Molina Carballo, Responsable de CiberDefensa Iberia e Israel en Accenture. Actualmente estamos inmersos en una ciberguerra económica y es por este punto que no debeos escatimar en gastos en cuestiones de seguridad, pues es nuestra defensa contra aquellos hackers que pueden acabar destruyendo nuestra empresa. La seguridad debe ser buena, puesto que tiene que durar años.

Al mismo tiempo, a medida que la tecnología se convierte en uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad, se perfilan problemas estructurales. Uno de ellos es el relacionado con la brecha de género presente en el sector STEM. Para hablar precisamente de este punto, tuvimos la oportunidad de participar en el panel “Artificial Intelligence and Conversational Technologies #WomenTech”. Susana Durán, Directora de IA y bots en SAGE, María Crosas, Project Manager de Nestlé, y Cristina Álvarez Neira, Innovation Manager de AXA Group, plasmaron la necesidad de seguir trabajando y dando pasos en esta dirección. “Directamente no nos llegan currículums de mujeres para cubrir determinados puestos técnicos” señaló Durán durante su intervención.

Esta mesa fue moderada por nuestra compañera Patricia Durán, que al finalizar les pidió a las tres un resumen en formato tweet. Todas coincidieron en un mismo punto, es importante mostrar a las mujeres que este sector está abierto para todos y todas, no es cosa de hombres ni de mujeres, sino de ambos.

La Inteligencia Artificial ya es parte de nuestra sociedad. Desde su aplicación en el sector aeroespacial hasta su inclusión en nuestra nevera o en el CRM de tu compañía, la IA es tangible y es real, quedando reflejada en todos y cada uno de los encuentros relacionados con Transformación Digital y Robótica. Ahora es el momento de analizar qué puertas nos abre y cómo conseguir los mejores resultados en su aplicación.

Source: Artificial Intelligence on Medium